717 165 180

es ES en EN

Otorrinolaringología general

Dolor de garganta

El dolor de garganta, carraspera o irritación de la garganta que a menudo empeora al tragar es un síntoma común de consulta. La causa más frecuente del dolor de garganta (faringitis) es una infección viral, como un resfriado o la gripe. El dolor de garganta provocado por un virus se resuelve por sí solo.

La faringitis estreptocócica (infección estreptocócica), un tipo menos frecuente de dolor de garganta causado por bacterias, requiere tratamiento con antibióticos para prevenir complicaciones. Otras causas menos frecuentes del dolor de garganta podrían requerir un tratamiento más complejo.

Enfermedades de las glándulas salivares

Los problemas de las glándulas salivales suelen surgir cuando se irritan o se inflaman. Los síntomas habituales cuando esto ocurre suelen ser:

  • Un mal sabor en la boca
  • Dificultad para abrir la boca
  • Boca seca
  • Dolor en su cara o boca
  • Inflamación en su cara o cuello

Entre las causas de los problemas en las glándulas salivales se cuentan las infecciones, la obstrucción y rara vez los tumores, benignos y malignos.

Pólipos o nódulos en las cuerdas vocales

Los pólipos o nódulos en las cuerdas vocales se pueden definir como pseudotumores benignos, que aparecen tras un proceso inflamatorio o un sobre-esfuerzo vocal que produce una microhemorragia.

Suelen aparecer en una sola cuerda vocal, aunque se pueden dar en las dos. Cuando una persona tiene pólipos, tiene dificultad al hablar, voz ronca, sequedad, afonía, molestias o dolor de garganta. En ocasiones, algunos pacientes tienen la sensación de tener un cuerpo extraño en la laringe. Otros síntomas son sequedad, esfuerzo al hablar o afonía.

Rinosinusitis

La rinosinusitis es la inflamación de la mucosa sinusal asociada a la inflamación de la mucosa nasal. Según su duración se puede clasificar en agudas y crónicas. Las causas que las producen pueden ser variadas (bacterias, virus, hongos). En su tratamiento se utilizan diversos tipos de medicamentos, tanto sistémicos (vía oral o inyectables) como tópicos (en forma de sprays nasales), siendo a veces preciso realizar una cirugía endoscópica nasal para corregir el problema.

Las formas crónicas de sinusitis determinan normalmente la aparición de pólipos nasales.

Hipertrofia de cornetes

Los cornetes son estructuras cilíndricas, formadas por el tejido que tapiza el interior de las fosas nasales (mucosa) y por hueso, localizadas en las paredes laterales de la fosa nasal. Son estructuras con mucha irrigación sanguínea por lo que su tamaño puede modificarse en función de los cambios vasculares en ese territorio.

Su función es calentar, humidificar y filtrar el aire inspirado antes de que llegue a los pulmones. En ocasiones suelen inflamarse, y producir una sensación obstructiva, de taponamiento, a nivel nasal. Algunas causas de este cambio son las rinitis alérgicas, el uso de algunos fármacos, excesiva sensibilidad a los cambios bruscos de temperatura, cambios hormonales, etc.

Problemas con el olfato

Las personas con trastornos del olfato pueden sufrir una pérdida en la capacidad de oler o cambios en cómo perciben los olores.

  • La hiposmia es una reducción en la capacidad para detectar olores.
  • La anosmia es la total incapacidad para detectar olores. En raras ocasiones, se puede nacer sin el sentido del olfato, lo que se llama anosmia congénita.
  • La parosmia es un cambio en la percepción normal de los olores, por ejemplo, cuando se distorsiona el olor de algo familiar, o cuando algo que normalmente le agradaba de repente se vuelve desagradable.
  • La fantosmia es la sensación de percibir un olor que en realidad no está presente.

Ronquidos y apnea del sueño

El ronquido como tal no es una enfermedad ni pone en riesgo la salud del paciente.

Por el contrario, el síndrome de apnea del sueño es un trastorno respiratorio que se caracteriza por la obstrucción al paso del aire durante el sueño, ocasionando un cese de la oxigenación de los tejidos durante varios segundos y varias veces durante la noche, provocando microdespertares y a veces crisis de asfixia durante el sueño. Esta enfermedad, además de los problemas del ruido del ronquido, conlleva la aparición de cansancio durante el día, falta de concentración, irritabilidad, pérdida de memoria y riesgo de problemas cardiovasculares como hipertensión arterial o aumento de los niveles sanguíneos de colesterol y azúcar. Se relaciona además con la muerte súbita a causa del desarrollo de arritmias.

Rinitis

Es la inflamación de la mucosa nasosinusal caracterizada por la presencia de síntomas nasales: estornudos, congestión u obstrucción nasal, prurito o picor oculonasal y rinorrea o producción de moco acuoso. Pueden clasificarse en dos grandes grupos, las rinitis de causa alérgica (por la sensibilización a aeroalérgenos) y las no alérgicas (causadas por medicamentos, alteraciones hormonales, infecciosas y de causa desconocida).

Fracturas nasales

Las fracturas nasales son secundarias a traumatismos faciales, donde se produce el hundimiento o segmentación de los huesos propios nasales, pudiendo incluir desviaciones del tabique nasal secundarias. El tratamiento de la fractura nasal es la reducción abierta o cerrada de la misma, en las primeras 24-48 horas.

Sangrado nasal o epistaxis

Las epistaxis son hemorragias nasales. La fosa nasal está muy bien irrigada, mediante la red formada por la unión de arterias procedentes de grandes vasos como la arteria carótida interna y externa. El 90 % de las hemorragias nasales se localizan en el tercio anterior del tabique nasal, en su mayoría por sequedad de la zona, manipulación o secundarias a pequeños traumatismos.

Cuando las epistaxis son recidivantes es necesario descartar otras enfermedades sistémicas, como alteraciones vasculares, coagulopatías o hipertensión arterial; el uso de tóxicos inhalados, fármacos, o la existencia de tumores, entre otros.

Desviación del tabique nasal

El tabique nasal es una estructura medial en el macizo facial, encargada de dividir en dos la cavidad nasal. Por cambios en el desarrollo o secundario a traumatismos nasales puede desviarse, produciendo la obstrucción al flujo aéreo de una o de ambas fosas.  Su tratamiento es quirúrgico. 

Conoce la mayoría de
las patologías que tratamos

Estamos en

Contáctanos

Clínica Viamed Santa Angela de la Cruz
Avenida de Jerez, 59  41014 Sevilla

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  717 165 180

Citas por whatsapp en este número

 
Síguenos en las redes