717 165 180

es ES en EN

Servicios innovadores
diferenciados

Cirugía oncológica y de base de cráneo (cáncer de laringe y otros tumores de cabeza y cuello)

Existen tumores malignos localizados en los senos paranasales, nasofaringe, orofaringe (amígdala, paladar blando, base de lengua), hipofaringe, laringe, cavidad oral, lengua y glándulas salivares.  La localización más frecuente es la laringe, seguido de la orofaringe, la cavidad oral y la nasofaringe.

 

El cáncer de laringe es un tumor predominantemente masculino, aunque debido al aumento del hábito tabáquico en la mujer, cada vez se diagnostican más pacientes femeninos. La edad media de aparición es por encima de los 50 años, aunque los tumores de nasofaringe y glándulas salivares pueden aparecer antes.

Los síntomas de los tumores de cabeza y cuello difieren según la zona en la que aparezcan:

En los tumores de nasofaringe o cavum, los síntomas suelen ser tardíos y relacionados con la dificultad para respirar, oír (por obstrucción de las trompas de Eustaquio), sangrado nasal.

En los de orofaringe, los síntomas más característicos son las lesiones en la boca de coloración blanquecina o roja (leucoplasia o eritroplasia), o bien una úlcera que no cicatriza bien, sangrado bucal constante, molestias faríngeas inespecíficas asociadas a dolor al tragar (odinofagia) o dolor de oído, sensación de cuerpo extraño en la boca, cambios en el tono de la voz o voz nasal (rinolalia) o aparición de un bulto en el cuello.

En las glándulas salivares, la mayoría de los tumores son asintomáticos, apareciendo como una masa palpable en la glándula.

Los síntomas de los tumores de los senos paranasales son: obstrucción nasal unilateral, sangrado nasal constante, lagrimeo constante por obstrucción del conducto lagrimal, aumento de tamaño del puente nasal o de la órbita si existe crecimiento del tumor, dolor o movilidad dentaria.

Se pueden asociar a dolor local, dificultad para abrir y cerrar la boca y, en casos avanzados, problemas para tragar o hablar.

En el caso de los tumores de laringe, los síntomas pueden consistir en disfonía (ronquera) o afonía, si asientan en las cuerdas vocales, hasta parestesias faríngeas (sensación de cuerpo extraño, tos, atragantamiento, molestias en la garganta…) o incluso dolor de oído irradiado. Otras veces se detectan porque aparece un bulto en el cuello.

Authentic Tradition

Cirugía de la voz

(tiroplastias, glotoplastias, aritenoidectomías…)
 
El sonido generador de la voz se origina por la vibración de las cuerdas vocales, situadas en la laringe.  

Una forma de disfonía fisiológica es el cambio de voz que se produce en el varón adolescente.

Los problemas en los niños recién nacidos suelen ser debidos a malformaciones congénitas, como las membranas laríngeas, los angiomas o algunas otras alteraciones más infrecuentes. También pueden aparecer papilomas laríngeos, originados por una infección viral. Cuando el niño ya habla, pueden empezar a presentarse alteraciones relacionadas, en la mayoría de los casos, por hiperfunción vocal.

En el adulto, la mayoría de las disfonías son causadas por hiperfunción vocal. También puede originarse la disfonía en un trastorno neurológico de la laringe, como puede ser en la disfonía espástica, que se caracteriza por espasmos de la voz. Dentro de las alteraciones endocrinológicas responsables de una alteración de las cuerdas vocales y por tanto de la presencia de una disfonía, cabe destacar el mixedema del hipotiroidismo o los cambios producidos en la menopausia.

La alteración cuantitativa y cualitativa de la fonación se acompaña de una serie de características vocales (signos) que difieren según el tipo de disfonía, sea ésta de origen orgánico o funcional.

Los signos en las disfonías pueden manifestarse de forma aislada o combinados entre sí y es frecuente que coincidan los síntomas (quejas del paciente) con los signos presentes.

Los síntomas referidos más frecuentes son: ronquera, voz monótona, voz temblorosa, episodios de afonía, variaciones en la intensidad, frecuente pérdida de los agudos o sensación de falta de aire al fonar.

Además, el paciente con disfonía suele referir o presentar los siguientes síntomas no fonatorios: tos, picazón, uso del carraspeo para aclarar la voz, sensación de cuerpo extraño al tragar y dolor leve o moderado de garganta al hablar.

Tiroplastias

Este grupo de procedimientos quirúrgicos  consisten en modificar la estructura de la laringe, actuando fundamentalmente sobre el cartílago tiroides para variar la posición, la longitud y la tensión de las cuerdas vocales, con el fin de conseguir una transformación de la voz en cuanto a su tono e intensidad.

Aritenoidectomías

La inmovilidad cordal bilateral puede ser producida por múltiples causas; la más frecuente es la parálisis. Otras etiologías pueden ser la anquilosis de la articulación cricoaritenoidea, la infiltración por cáncer de las cuerdas vocales y la fijación por tejido cicatrizal.

Cuando, por inmovilidad bilateral, las cuerdas vocales quedan en la línea media, la obstrucción de la vía aérea pone en riesgo la vida del paciente.
Existen diversas técnicas quirúrgicas para tratar la inmovilidad de las cuerdas vocales; entre ellas prevalecen las realizadas por vía transoral a través de endoscopios, la más conocida es la Arinetoidectomía laser, con la que se consigue ampliar el tamaño de la vía respiratoria empleando un Laser CO2.

Glotoplastia

En los últimos 10 años es habitual que acudan a nuestras consultas personas que desean cambiar el tono de su voz, bien aumentando (es lo que llama Feminización de la voz) o bien disminuyéndolo (lo que se llama Masculinización de la voz).

Para conseguir una voz más aguda o con un tono vocal más alto existen diferentes técnicas quirúrgicas; de todas ellas la que ha obtenido unos mejores resultados fonatorios (medidos objetivamente mediante un programa de análisis acústico de la voz) es la denominada  Glotoplastia, que básicamente consiste en cambiar la forma de la glotis (espacio que hay entre las cuerdas vocales). El desarrollo de la laringe, producto de la actividad hormonal, se considera un carácter sexual secundario. El grado de desarrollo varía en cada persona, y suele producirse de manera muy repentina y rápida en la pubertad.

Esto supone una morfología diferente de los cartílagos que conforman el esqueleto laríngeo, y una diferente conformación de las cuerdas vocales que va a determinar unas propiedades de la voz también diferente. Se ha demostrado que existe un dimorfismo sexual, siendo la laringe del varón mas grande, lo que provoca que las cuerdas vocales masculinas tengan mayor longitud y volumen y, por lo tanto, producen un sonido mas grave al vibrar.

La Glotoplastia se realiza bajo anestesia general e intubación oro-traqueal. Tiene una duración de entre 1-2 horas.

Para obtener una glotis con apariencia femenina hay que actuar en tres mecanismos fisiológicos:

  1. Disminuir la longitud de la cuerda vocal
  2. Reducir la masa de las cuerdas vocales
  3. Aumentar la tensión de las cuerdas vocales

Conoce la mayoría de
las patologías que tratamos

Estamos en

Contáctanos

Clínica Viamed Santa Angela de la Cruz
Avenida de Jerez, 59  41014 Sevilla

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  717 165 180

Citas por whatsapp en este número

 
Síguenos en las redes